Nos gustan las puesta en marcha de nuevos proyectos, chequear los modelos de negocio ya operativos y aportar valor en la gestión empresarial en aspectos técnicos, o no, que hagan realidad su éxito.

En realidad nos gusta emprender. Y nos gusta el camino, casi tanto como el éxito al que conduce. Lo que no nos gusta es caminar solos. Y suponemos que a ti, tampoco.

Por eso buscamos soluciones para ti y tu empresa, para crear, para optimizar lo que ya existe, o para implantar lo que quieras que funcione.

martes, 18 de agosto de 2015

¿Porqué la solidaridad y la sostenibilidad no van a ser rentables?

Seguro que a ti también te sale en automático relacionar empresa solidaria con ONG.. ¿verdad?

¿No te has planteado que quizás haciendo lo que haces y siendo coherente con tus principios podrías darle más potencial a tu negocio y obtener más ventas e ingresos?


En un mundo cada vez más global como en el que nos encontramos, en el que toda la  información es accesible, cualquier diferenciación de un producto o servicio sirve para especializar a su propietario. Y ya sabes: o eres diferente, o eres más barato.

Jose María Batalla, en su libro, las Buenas Marcas Venden Más (y las buenas personas duermen mejor..) es muy claro al resumir que la tendencia de las grandes marcas es a ser "sostenibles" y "sociales" por convicción, y no por destinar una parte de sus presupuestos a obras sociales. Empresas como Ikea, que publicita sus paquetes planos como un beneficioso ahorro de precio a sus clientes y una disminución de las emisiones de CO2 en el transporte es sólo un ejemplo.

Puede ser comprometiendote a imprimir con productos respetuosos con el medio ambiente, asegurarte que los componentes de tus productos están producidos respetando los derechos de los trabajadores en el pais de origen, que los ingredientes de los menús de tus restaurantes promocionan los cultivos de temporada... 
Puede ser facilitando ideas a tus empleados o mejor aún solicitandoselas a ellos..
O puede ser destinando parte de tu tiempo a ofrecer los servicios de tu negocio de forma gratuita o a un precio reducido a un grupo de clientes potenciales que de forma directa (compra futura) o indirecta (recomendación) revierta en tus ingresos económicos, y sobre todo, en la satisfacción de hacer las cosas de la manera correcta. 
  
No necesitas un presupuesto inmenso para tener Responsabilidad Social Corporativa. Necesitas tener ganas de ser responsable.

¿Qué? ¿Dejas "ejercer" a la buena persona que llevas dentro, y dormimos todos un poco mejor?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada